You Are Here:
    Blog > Las lesiones en el tenis. Epicondilitis (codo de tenista)

Esta será la primera parte de una serie de posts que he titulado “Las lesiones en el tenis”, en esta entrega hablaré de la epicondilitis o codo de tenista, una de las lesiones más comunes entre el tenis amateur o profesional.

Epicondilitis: Este es el término común para la degeneración (no inflamación) de los tendones extensores de la muñeca donde se unen al codo. Usar la técnica correcta cuando golpea la pelota, especialmente de revés y en el servicio, es importante para la prevención de esta lesión.

Es una inflamación y dolor localizado en la región antero-externa del antebrazo, codo posterior y puede llegar hasta el pulgar, cuando en este caso, el brazo se encuentra paralelo al cuerpo y el pulgar hacia fuera.

Se produce, tras reiterados movimientos de los músculos pronadores y supinadores, que se insertan en el húmero y el dolor se advierte en la prominencia ósea externa, llamada epicondilo. Con el codo en extensión, la tracción de los músculos epicondileos sobre la inserción perióstica, produce inflamación traumática, que hace que aparezca el dolor con los movimientos, en los que actúan los músculos mencionados anteriormente. Se puede ver, no solo en tenistas, sino también, en carpinteros al usar el destornillador en forma continua, en jardineros, pintores…

Suele producirse por:

–  La fuerza que se imprime a la raqueta de tenis, al golpear la pelota en golpe de revés o en el servicio.

–  Cuando hay debilidad en los músculos del hombro y muñeca.

–  Uso de raquetas cortas, peso, tipo de grip, encordado etc.

–  Uso de pelotas pesadas o mojadas

Síntomas:

–  Dolor en codo, con los movimientos, reposo o a la compresión del epicondilo, y en algunos casos al hacer movimientos cotidianos, como dar la mano, torcer un trapo.

–  Dolor a la pronación o supinación forzada (común en el servicio)

–  Dolor en la extensión de la muñeca contra resistencia.

–  Dolor que se irradia hacia antebrazo y dorso de la mano al sujetar algo.

Tratamiento:

 Si es de tipo Neural: El hielo no es útil, ya que el dolor es por compresión nerviosa y el tratamiento indicado es Fisio-Kinesioterapia etc.

Origen articular y tendinoso, la indicación es:

– Reposo

– Hielo

– Antiinflamatorios

– Fisio-Kinesioterapia (Magneto, Laser, etc.)

– Ultrasonido Pulsado (promueve cicatriz y aumenta flujo sanguíneo).

Si así no se mejora, la indicación es el tratamiento quirúrgico.

Share Button

Deja un comentario

Ne alii vide vis, populo oportere definitiones ne nec, ad ullum bonorum vel. Ceteros conceptam sit an, quando consulatu voluptatibus mea ei. Ignota adipiscing scriptorem has ex, eam et dicant melius temporibus, cu dicant delicata recteque mei. Usu epicuri volutpat quaerendum ne, ius affert lucilius te.